Abre tus puertas al mundo!


Conoce el mundo sin salir de tu casa, hospedando a un estudiante extranjero de AFS por un semestre o un año de varios países y programas. Convertirse en padres o hermanos anfitriones los conectará con una experiencia intercultural inolvidable que pueden seguir compartiendo toda la vida.

Hospedar a un participante  te permite conocer formas de vida, costumbres y culturas muy distintas a la propia y te enseña a aceptarlas sin juzgarlas como buenas o malas, sino simplemente como diferentes.  Enriquece el estilo de vida de tu familia diariamente por el simple hecho de compartirlo con una persona de otra cultura y país,y en forma conjunta, aprender a derribar las barreras que aún hoy separan a los pueblos. 




Qué necesito para hospedar a un participante extranjero de AFS?



Solo necesitas que tu familia esté de acuerdo en tener a un integrante más. No tienes que tener una mansión, solo necesitas brindarle un techo, una cama y la alimentación diaria.

Y lo más importante: mucho amor y ganas de compartir todas las cosas lindas de tu familia y de tu país.